CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

Sábado por la noche

Mucho que decir y pensar aún.
Las cosas de familia son demasiado delicadas y no se piensa ni un segundo al momento de defender a los que más queremos.
Por otra parte el contexto en el que ocurren las cosas no es siempre el mejor, pero lo importante es hablar y decir de la mejor forma lo que uno siente, no dejar nunca que se vulneren nuestros derechos, no dejar que se nos pase a llevar.
No soy partidaria de callar las cosas y tampoco me da miedo enfrentarme a otros para decir lo que me está pasando, pero obviamente nadie es tan fuerte para aguantar estoicamente ese tipo de cosas. Las peleas nunca me han gustado y me afecta mucho ese tipo de situaciones.
Como decía en un principio, hablar de nuestra familia no es un tema que se trata así como así, porque es también hablar de nuestra historia, aunque muchas veces no nos guste.
Creo que en mi vida no han habido episodios de gran sufrimiento, o tal vez he sabido enfrentarlos, no sé, pero en esta historia se me han hecho bastante complicadas las cosas, he tenido que tomar deciciones por mi propia cuenta, con mi propio criterio y me muero de susto porque siento el peso de las miradas sobre mí, siento la responsabilidad de ser el ejemplo de la familia.
Fueron muchas las cosas que se mezclaron en mi cabeza esa noche, pero creo que hice lo mejor que pude, dije cosas que tal vez hirieron, porque la verdad duele, pero es tremendamente necesaria, me liberé por fin del peso que significa ver como una parte de mi familia se desmorona y pretende esconder sus problemas en una falsa felicidad. Tal vez nadie cercano se los había dicho y creo que por eso causó tantos estragos.
De todas formas siento que soy muy privilegiada pues en mi camino siempre están las personas que necesito, las personas que me dan la fuerza para seguir adelante.
También doy gracias porque he podido aprender a ser como soy, a controlar mis impulsos y mis palabras, a dejar que Cristo actúe siempre en mí.
El mal nunca se combate con mal, pues en el camino salimos dañados nosotros mismos.
Dan.

1 comentarios:

Lyserg Reginleif.- dijo...

y hay q aprovechar que existe alguna posibilidad de conversacion y respuesta...
lo impoprtante de todo es q te conociste mas a ti misma... eso me agrada...



Tq.-